Por qué todas las startups quieren un intraemprendedor social

La empresa tecnológica IBM lidera un programa de desarrollo de talento interno conocido como EBO (Emerging Business Opportunities) tan potente que ha sido estudiado por la Universidad de Stanford. La empresa solicita a los empleados que hagan sugerencias para mejorar áreas del negocio y buscar nuevas posibilidades donde invertir en el futuro. La consultora EY nos cuenta cómo estructurar un equipo de intraemprendedores con el ejemplo de 3M. La prestigiosa Revista Forbes, señala a Google como uno de los mejores ejemplo donde se aplican políticas de intraemprendimiento. En Google se permite a los empleados que usen el 20% de su trabajo para proyectos de emprendimiento interno. En Shell encontramos el Game Changer Panel un equipo emprendedor encargado de mejorar los productos y buscar nuevos modelos de negocio en modelos alternativos como las energías renovables.

Infografia_intraemprendimientoOKTodas las startups necesitan innovar para poder ser competitivas en el mercado, mejorar sus productos, servicios y adaptarse a las necesidades de sus clientes. Pero no es fácil encontrar los mecanismos internos para desarrollar la innovación. La primera dificultad estriba en la necesidad de inversión, lo cual dadas las circunstancias de las startups para encontrar financiación resulta un reto complicado. En segundo lugar, el proceso de desarrollo de las políticas de innovación internas requiere un personal cualificado y la visión directiva sobre el enfoque del propio negocio. Por último, es importante la gestión interna del conocimiento, para el apoyo al desarrollo de los procesos de innovación. Para este último punto, la gestión del Big Data se ha convertido ya en la fuente principal de conocimiento para la gestión de la innovación empresarial.

El emprendimiento interno o intraemprendimiento es fundamental para desarrollar innovación porque ya no se trata sólo de un empleado que es aficionado al emprendimiento y se le ocurre una idea para aplicar a la compañía, sino que se trata de una cultura de empresa que permite el desarrollo del talento emprendedor para mejorar la competitividad de la propia empresa gracias al impulso de los procesos internos de innovación.

Este tipo de cultura intraemprendedora permite que el empleado no se perciba a sí mismo como un mero instrumento de la empresa, sino como un generador de ideas y mejoras. El entorno se humaniza en el momento en que todos pueden proponer ideas y mejoras para la empresa y el ambiente de trabajo se hace más colaborativo y enriquecedor.

¿Pero por qué todas las startups deberían tener un intraemprendedor social? La principal razón tiene que ver con las habilidades y los talentos de este tipo de emprendedor. La capacidad de detectar fallos del sistema y reconocer oportunidades de negocio en las necesidades sociales, es un factor clave para desarrollar innovación. Esta cualidad es propia del emprendedor social, cuyo estilo de vida le hace estar al tanto de diferentes realidades sociales, se preocupa por los problemas de la gente y es capaz de encontrar soluciones empresariales.

En segundo lugar, estos intraemprendedores sociales, conocen bien el negocio y se interesan por generar un entorno colaborativo de trabajo. Poseen un liderazgo humano que se reconoce en la necesidad de generar relaciones de confianza muy positivas para el trabajo en equipo.

Por último, el intraemprendedor social se relaciona con el trabajo del directivo de responsabilidad social corporativa. El DIRSE es propiamente un intraemprendedor social, un líder interno que se preocupa por la gestión responsable de la empresa. De manera que, al preocuparse por el impacto de la empresa en los diferentes grupos de interés, puede reconocer vías de mejora, impulsar proyectos de desarrollo y cohesión social interna y externa.jao

En definitiva, podríamos describir al intraemprendedor social como un agente de cambio interno de la compañía, una bisagra que mantiene fresca a la empresa y la conecta con su realidad más inmediata, lo que para una startup supone la mejora de su competitividad, la responsabilidad con su entorno y la búsqueda de la sostenibilidad a largo plazo.

No Comments

Post a Comment