korea 2

Emprendimiento social despierta en Asia: COREA DEL SUR

A finales de la década de 90, Corea del Sur se había recuperado de una gran crisis económica que afectó a casi todos los sectores económicos. Gracias a la colaboración de toda la ciudadanía, el país pudo salir hacia delante. Sin embargo, ha dejado una gran secuela en la sociedad coreana tanto en lo económico y social, que demandó una nueva estrategia para poner solución

Como respuesta a la complejidad de los problemas sociales que fueron generándose, al principio del año 2000 aparece por primera vez un nuevo modelo socioeconómico llamado “Empresa Social” cuyo principal objetivo es solucionar problemas sociales a través de negocios sostenibles.

Para respaldar este tipo de negocios, el gobierno estableció un marco jurídico que brindaba incentivos como la eliminación de algunos impuestos, subsidios, consultoría gratuita…, entre otros. Para acceder a estos beneficios las empresas sociales de Corea del Sur deben ser certificadas por el Ministerio de Empleo y Trabajo con el seguimiento de la Agencia de Promoción de Empresa Social. Antes de ser certificadas oficialmente como empresa social existe una etapa de precalificación llamada “Pre- empresa Social o empresa social en etapa de preparación” que también puede acceder algunos beneficios de consultoría e incubación.

COREALas empresas sociales en Corea se pueden clasificar en 5 categorías: Generación de empleos para sectores vulnerables, Servicios Sociales, Mixto, Otros, Servicio Comunitario.

Las empresas de primer tipo, Generación de empleos son aquellas que se dedican a brindar oportunidades de empleo a sectores vulnerables como personas con discapacidad, inmigrantes, refugiados de Corea de Norte, etc. Segundo, las empresas sociales que ofrecen servicios sociales se dedican en diferentes áreas como educación, cuidado de salud, tercera edad, etc. Las mixtas son una mezcla de las categorías mencionadas. Por ejemplo, la empresa Organization Yori, ofrece cursos de cocina para mujeres que ha dejado su carrera profesional, mujeres inmigrantes casadas con coreanos y jóvenes.

También existen empresas sociales de un tipo atípico (Otros) que trabajan en áreas de gastronomía, centros de ocio y empresas como Hugin, que tiene como objetivo de ser un hub de emprendedores sociales o como Craft-Link, que comercializa artesanías de Latinoamérica a través del comercio justo y que usa los beneficios para mejorar la educación de los productores y sus familias. Por último, de servicios comunitarios, podemos mencionar escuelas agrícolas o cooperativas locales que contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida comunitaria.

Según el último censo, en Corea existen 1,382 empresas sociales distribuidas en diferentes zonas, aunque la mayoría se encuentran concentradas en Seúl, la capital.

A pesar del marcado crecimiento de emprendimientos sociales y empresas sociales en Corea, aún es díficil ver casos de empresas sociales exitosas ya que son consideradas como “organizaciones buenas”; pero con un perfil de negocio no tan sostenbile. Dar continuidad y sostenibilidad a los modelos económicos sociales es imprenscindible que en la sociedad civil exista una percepción correcta acerca de las empresas sociales. Como también las empresas sociales deben ser suficientementes competitivas en el mercado con los productos garantizados de calidad.

Sin lugar a dudas, las empresas sociales en Corea del Sur están cumpliendo un rol muy importante en el desarrollo y progreso del país que involucra a todos los grupos de interés, sobre todo a los que más dificultades tienen. Pero no hay que olvidar que el progreso debe ser dirigido tanto por el gobierno como la ciudadanía donde ambos sectores deben conjugarse, para que el verdadero desarrollo beneficie a todos.

 

Por Silvia Jung, experta en emprendimiento social en Corea del Sur. Actualmente trabaja en la ONG “Corazones Unidos” en Asunción, Paraguay.

No Comments

Post a Comment